Como apagar el LED del contador digital que se chiva cuando no estas en casa

Desde que le han cambiado el contador de la luz hay cierta preocupación porque los ladrones pueden saber cuando no está en casa: si no hay consumo de electricidad, el contador electrónico luce un escandaloso LED rojo que se ve desde la calle. Podría dejar siempre una luz encendida, pero no se debe derrochar energía innecesariamente.
 Una vez delante del contador vas navegando por los menús usando el botón amarillo de la derecha: pulsada larga para seleccionar un opción de menú, pulsada corta para pasar a la siguiente. Hasta que en la pantalla aparece “0.10.1 ON”


A continuación, con una pulsada larga la pantalla cambia a “0.10.1 OFF” y el led rojo se apaga. Problema resuelto !



Contadores inteligentes: ¿Saltan más?

¿ NUNCA TE HAS PREGUNTADO PORQUE TE QUEDAS SIN LUZ Y EN EL CUADRO ELÉCTRICO NO HAY NINGUNA PALANCA BAJADA?

los limitadores de potencia “ICP” se encargan de cortar la corriente del domicilio o local cuando la potencia consumida excede unos límites. Estos límites no son estrictos , sino ofrecen cierta flexibilidad para que ante un pico instantaneo de consumo no nos salte. Ese “margen” del limitador viene definido por la norma UNE 20.317. Pero queremos comprobar por nosotros mismos si los nuevos contadores digitales saltan más o menos que los ICP analógicos. Para ello hemos conectado varios aparatos y calculado la potencia total consumida y el tiempo que tarda en saltar el contador para esa potencia. Este es el equipo usado (sólo equipos resistivos, calefacción eléctrica y bombillas incandescentes):

PRIMER EXPERIMENTO:
El experimento se ha realizado de la siguiente manera: desconecto todos los aparatos de la casa, incluidos router y frigorífico. Conecto los aparatos que deseo medir pero con el general de corte bajado. Subo el general de corte y cronometro el tiempo que tarda en saltar. Apunto el tiempo y espero unos minutos a que se enfríe todo. Repito el experimento conectando más aparatos, asi varias veces. La potencia que tengo contratada es de 2,3kW, y la máxima potencia que he podido cronometrar es de 7.655W, es decir 3,33 veces la potencia contratada. Con dicha potencia el contador digital saltó en 11 seg!!!

Esta claro que a igualdad de consumo, el nuevo contador digital tarda más tiempo en saltar. Es interesante notar que según las mediciones, si consumimos el doble de la potencia contratada, el limitador tardará más de 5 minutos en saltar; y si sólo consumimos un 50% más, no saltará hasta los 15 minutos, bastante margen para que en un uso diario no salte, ya que los aparatos como la lavadora y el lavavajillas sólo calientan el agua unos minutos.


SEGUNDO EXPERIMENTO:
Tomamos como referencia un ICP DE 10 A, equivalente a una potencia contratado de 2,3A como en el ejemplo anterior, y esto es lo oque ocurre:
  1. Es insufrible. No puedo conectar más de un aparato a la vez porque salta. Incluso teniendo cuidado, los cortes de luz se producían varias veces al día. En todos esos cortes, el contador no saltó ninguna vez, sólo el limitador analógico. Sin el ICP analógico puedo poner lavadora, lavavajillas, frigo y TV sin que salte, una diferencia abismal.
  2. A diferencia del contador inteligente, si consumo el doble de potencia el ICP analógico sólo tarda 10 segundos en saltar, frente a los más de 5 minutos del primero.
  3. En otra vivienda de un familiar, tenían contratados 3,3kW. Al cambiarles a discriminación horaria para ayudarles a reducir su factura normalizaron su potencia a 3,45kW y le activaron el limitador del contador. Pues bien, después de varios meses de uso, se registraron un total de 3 saltos, de los cuales el antiguo limitador analógico fue el único en saltar.
Tiene sentido que el contador inteligente tenga más margen que el analógico, pues si en una vivienda disponen de ambos, lo más lógico es que salte primero el del cuadro eléctrico, para no tener que bajar al cuarto de contadores y pulsar el botón amarillo, o peor aún, tener que llamar al servicio técnico para que reactiven el contador. Esta claro que no todo el mundo sabe rearmar el contador desde casa,  Por si alguien tiene dudas éste es el método:
Rearme del nuevo contador inteligente
Bajamos el general de corte o el ICP del cuadro eléctrico para cortar totalmente la corriente. Esperamos unos segundos y volvemos a subirlo. Si hemos conectado algún aparato o estufa lo desconectamos para que no vuelva a saltar.

AHORRO DINERO CAMBIANDO DE TRIFÁSICO A MONOFÁSICO EN MI VIVIENDA


¿ PORQUE CAMBIAR DE TRIFÁSICO A MONOFÁSICO EN UNA VIVIENDA?


Es posible que te hayas hecho alguna vez la pregunta “¿cuál es la diferencia entre monofásico y trifásico?” mientras revisabas tu factura o intentabas calcular la potencia que necesita tu casa o local.
El hecho de plantearte que tipo de instalación necesitas ayudará a que conozcas los tipos de potencia que puedes utilizar. A primera vista puede sonarte complejo y técnico, pero nuestro objetivo con este artículo es simplificar el mensaje y que puedas aclarar todas tus dudas y entender cual es la diferencia entre monofásico y trifásico. En líneas generales, su principal diferencia reside en la variación de la corriente que circula en una corriente alterna monofásica o trifásica.

¿Qué es una instalación monofásica?

  • Las instalaciones monofásicas son las más habituales en las casas (con independencia del tamaño de la vivienda).
  • Este tipo de sistemas se caracterizan por tener una sola fase y por disponer de una única corriente alterna, considerándose por ello electricidad monofásica.
  • Sus tensiones normalizadas se fijan a 220 o 240 voltios. Por tanto, si quieres hacer el cálculo de la potencia monofásica que necesitas, te informamos que la potencia máxima que puedes contratar es de 13,86 kW para 220 voltios y 14,49 kW para 230 voltios.
  • Para saber si la instalación de tu casa es monofásica, tienes que hacer lo siguiente: acudir al panel eléctrico y comprobar que las “pletinas” que están dentro del cuadro de fusibles son dobles. Si estas son dobles, tu instalación es monofásica.

¿Qué es una instalación trifásica?

  • Las instalaciones de red trifásica las podemos encontrar en edificios comerciales y curiosamente en algunas viviendas antiguas.
  • Las instalaciones trifásicas cuentan con tres fases y con tres corrientes alternas diferentes, que dividen la potencia de la instalación entre tres.
  • Sus tensiones normalizadas se fijan a 380 o 420 voltios. Estas instalaciones requieren de una potencia eléctrica trifásica contratada mínima de 15 kW.
  • Para comprobar si tu instalación es trifásica, tienes que ver si el ICP es un interruptor triple.

Cómo saber si una instalación es monofásica o trifásica

Para que entiendas la diferencia entre monofásico y trifásico es necesario mirar el ICP, dispositivo que podrás encontrar en el cuadro de luces.
Si quieres verificar que cuentas con una instalación monofásica, tienes que comprobar en el cuadro eléctrico de tu vivienda que los dispositivos son dobles. En la siguiente imagen te mostramos que apariencia tienen.

¿Monofásica o trifásica en una vivienda?

En primer lugar, tienes que hacer un cálculo de la potencia que consumen los aparatos eléctricos de tu casa. Si dicha potencia es inferior a 13,86 KW, te recomendamos una instalación monofásica (lo agradecerás en tu factura de la luz). En el caso de que esta potencia se quede corta, tendrás que utilizar una instalación trifásica y hacer el cálculo de potencia trifásica, pero asegúrate antes de tener electrodomésticos trifásicos, como los aparatos de A/A centralizados (los más habituales son monofásicos).
Las desventajas de la instalación trifásica:

  • El alquiler del contador trifásico es más caro
  • La potencia mínima que se puede contratar es mayor que con una monofásica.
  • Con la instalación trifásica salta mucho el ICP si no tienes contratada suficiente potencia.


¿Cómo puedo cambiar mi instalación de monofásica a trifásica?
 A nivel doméstico casi que no interesa tener instalación trifásica y pasarnos a la monofásica puede suponernos un gran ahorro.
Lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con nuestro electricista autorizado de confianza y pedir presupuesto. El cambio de trifásica a monofásica no es complicado ya que lo que el técnico tiene que hacer es transformar las tres fases en una. El resto de la instalación no tiene que tocarla. Aún así, supone un coste, por lo que lo mejor es tener varios precios para comparar.
El electricista redactará un Boletín eléctrico donde se reflejará el cambio, y con éste, nos pondremos en contacto con la distribuidora que actualizará nuestro contador. Por esta actuación la distribuidora también nos cobrará.

¿POR QUÉ CAMBIAR A MONOFÁSICA?

 Sucede a menudo, que muchos hogares tienen una instalación trifásica sin necesitarlo… Es recomendable cambiar la instalación trifásica a monofásica si vuestros electrodomésticos no lo requieren.
¿Por qué? : 
En la factura de luz se paga más por el alquiler del equipo de medida trifásico que monofásico. La potencia contratada es mayor que su homóloga monofásica, prácticamente se multiplica por 3 al mismo amperaje. A una intensidad de 10 A en monofásica hablaríamos de 2,3 kW, cuando en trifásica sería 6,928 kW y por ende, pagaríamos más en la factura en término de potencia. 
En una instalación monofásica no existen desequilibrios en la instalación, puesto que se trabaja solamente con una fase y así no tendremos saltos inesperados del ICP. Los equipos de protección trifásicos (diferenciales, magnetotérmicos, cableados…) son 3 veces más caros que los monofásicos.
En caso de avería o reposición de equipos nos obligará a hacer un desembolso mucho mayor.


CONSEJOS PRACTICOS PARA AHORRAR CON TU TERMO ELÉCTRICO

 CONSEJOS PARA AHORRAR CON TU TERMO ELÉCTRICO


¿Tienes un termo eléctrico? ¿Te estás planteando comprar uno? Antes de que lo hagas, lee atento, porque te daremos 15 consejos para ahorrar con la factura de la luz. Siempre sin olvidar que es un electrodoméstico más que suma en la factura y que su propio funcionamiento genera un consumo eléctrico que, la otra opción para calentar el agua, el calentador o caldera, no tiene.
El gasto anual en la factura que puede suponer un termo eléctrico en una vivienda media española de 4 personas puede rondar los 300 euros. Con estos consejos podrás ahorrar en torno a un 20% en ese consumo, teniendo en cuenta que algunos implican la compra de algún elemento externo, generalmente de bajo coste, y que se amortiza en poco tiempo de uso.


Consejos básicos para ahorrar con el termo eléctrico

Algunos son cosas obvias pero no por ello menos importantes. Lo cotidiano a veces es lo más efectivo, encontrar rutinas correctas que permiten a un hogar ahorrar en la factura eléctrica casi sin darse cuenta. Es cierto que para algunas personas será muy difícil por sus propios gustos o capacidad de aguante. Las repasamos.
  • Más duchas y menos baños. Con esto el consumo de agua será menor y por tanto la necesidad de calentarla.
  • Mientras te duches, intenta cerrar el grifo cuando te estés enjabonando y usa el agua solo para la fase inicial de remojo y la final de aclarado.
  • Si eres de los que haces deporte ya sea en equipo o yendo al gimnasio, las duchas fuera de casa son, como es lógico, lo que más puede ahorrar ya que el gasto ahí sería cero.
  • Mantener unos patrones horarios de ducha fijos ayuda a tener una idea de cuándo puedes necesitar el agua caliente disponible. De esta forma tienes la capacidad de ajustar los momentos que quieres que tu termo esté preparado, encendiéndolo una o dos horas antes de meterte en el baño.

¿CÓMO SE AHORRA MÁS, AUMENTANDO O DISMINUYENDO LA TEMPERATURA DEL TERMO ELÉCTRICO?

Hay argumentos para ambos casos.
  • Si disminuyes la temperatura del termo y por tanto del agua que lleva en su interior, el gasto será menor en cuanto a consumo eléctrico constante, aunque el agua durante la ducha saldrá menos caliente y por tanto no abrirás la fría para compensar.
  • Si mantienes alta la temperatura del agua, al ducharte seguramente saldrá excesivamente caliente y abrirás más el agua fría para compensar y ducharte con agua templada. De esta manera se tirará menos del termo y tendrá menos agua nueva con necesidad de calentarla.
  • Consejos técnicos para ahorrar con el termo eléctrico

    Como hemos dicho antes, esto puede suponer la compra de elementos externos y por tanto una inversión inicial, pero que rápidamente se verá compensada por el ahorro que supone. Además algunas medidas de ahorro pueden necesitar de cierta maña para poder llevarlas a cabo, todo depende de tu pericia en el bricolaje casero.

    RELOJ PROGRAMADOR EN EL ENCHUFE DEL TERMO


  • Merece la pena la instalación fácil y sencilla de un reloj programador en el enchufe del termo. Con este aparato que puedes encontrar fácilmente y de instalación básica y sencilla, puedes programar a qué hora encender el termo para que tengas el agua caliente disponible justo cuando te vas a duchar, ya sea por la mañana o por la tarde al llegar del trabajo. Evitas que el termo eléctrico esté todo el día manteniendo el agua caliente cuando no la necesitas.
    Lo puedes programar para que el termo se encienda y caliente el agua justo una hora antes de tus duchas, pero para esto tienes que tener una planificación clara de tus costumbres de higiene. De hecho, puede ayudar a evitar que salten los plomos cuando se producen picos altos de consumo en un momento del día en casa.
    Es importante que sea digital y con pilas para evitar que puedan afectarle los pequeños cortes de luz que a veces ocurren en los hogares y que pueden desconfigurar la programación que habíamos previsto.
  • COLOCAR ATOMIZADORES EN LOS GRIFOS


  • Los atomizadores son esos pequeños elementos que se sitúan en el orificio de salida de agua de los grifos. Su coste es muy asequible y la amortización rapidísima ya que pueden llegar a consumir hasta un 50% menos de agua y por tanto del consumo de electricidad para calentarla.
  • Además, con esta opción puedes doblar la capacidad del termo ya que una misma cantidad de agua te dura dos veces más al salir menos cantidad por los grifos.
  • UBICACIÓN DEL TERMO


  • Quizá si ya tienes el aparato en casa este consejo te llegue tarde, aunque es posible que te merezca la pena un pequeño cambio en la ubicación del termo eléctrico para compensar un gasto que puede ser ciertamente innecesario.
    Lo primero es que la ubicación en la medida de lo posible sea en el interior de la vivienda y no en el exterior donde puede sufrir las inclemencias del tiempo tanto en invierno con el frío como en verano con el calor. Algunos estudios hablan aquí de una posibilidad de ahorro de consumo del 30%.
    Además hay que intentar que esté lo más cerca posible del baño para que la longitud de la canalización sea la menor posible y, de esta forma, no tirar agua cada vez que queremos ducharnos mientras esperamos a que llegue la caliente.





¿ QUE HAGO SI LLEGO A CASA Y NO TENGO LUZ ?

¿ QUE HAGO SI LLEGO A CASA Y NO TENGO LUZ ?

¿No funciona ningún interruptor de tu vivienda y estás sin luz? Es posible que hayas tenido un corte de luz. Para poder afrontar la situación, lo primero es mantener la calma y ver  cuál es la incidencia. Antes de empezar, siempre es recomendable tener una linterna o un el móvil para poder iluminar tu recorrido hasta el cuadro de luz o contador.

                            !!! ESTOY SIN LUZ EN CASA !!!

Para poder abordar este asunto de estar sin luz, antes debemos conocer el grado de la avería, es decir, saber si el problema está en nuestra vivienda o en toda la comunidad.  Teniendo en cuenta esta información lo más recomendable es llamar a la distribuidora (siempre será la misma), independiente a la comercializadora, ya que ésta (la distribuidora) es la encargada de suministrar la luz. Si por el contrario, el apagón es sólo en tu vivienda deberás tener localizado el cuadro de luces (piensa bien dónde está: en la entrada, garaje, fuera…) y comprobar el estado del mismo. Si el aparato es antiguo o está en mal estado es recomendable llamar a un electricista autorizado para manipularlo, pero si es moderno podemos solventar la incidencia nosotros mismos.
Con el cuadro eléctrico delante podrás ver dos interruptores: el diferencial general y el interruptor de control de potencia ICP). Su misión es salvar la instalación eléctrica en casos como éste, que haya habido un corte de luz.


¿Qué tipos de cuadro de luz puedo tener en mi casa?

En nuestra vivienda nos podemos encontrar con dos tipos de cuadro de luz:
  • Cuadro eléctrico tradicionales: está compuesto por tres grupos de interruptores
    • PIAS (Pequeños Interruptores Automáticos)
    •  ICP (Interruptor de Control de Potencia
    • ID (Interruptor Diferencial)
  • Cuadros eléctricos de nueva instalación: cinco grupos de interruptores:
    • ICP(Interruptor de Control del Potencia)
    • ID (Interruptor Diferencial)
    •  PIAS (Pequeños Interruptores Automáticos)
    • IGA (Interruptor General Automático)
    • PCS (Protección Contra sobre tensiones)
Uno de los motivos por los cuales podemos quedarnos sin luz es porque la cuota de potencia de la  vivienda no es equivalente con el consumo del hogar. Por ejemplo, si has enchufado muchos aparatos electrónicos a la vez es posible que tu potencia no sea esa y sería necesario normalizarla. Para estos casos el ICP es quien nos lo indica.


En el caso del diferencial, hay que tener en cuenta varios pasos: debemos desconectar los Pías, acto seguido, subimos el diferencial general y después los parciales. Si vemos en cuál hace saltar el general localizaremos el problema. Si no se consigue rearmar puede haber un cortocircuito y será necesario llamar a un técnico profesional.  Si por el contrario fuera un PIA concreto podríamos resolverlo nosotros mismos.

¿En qué casos puedo quedarme sin luz?

Estos son varios de los casos que pueden llevar a que estemos sin luz en casa:
  • Cableado en mal estado.
  • Enchufes en mal estado.
  • Humedades.
  • Circuito sobre cargado .
Si tenemos uno de estos problemas debemos tener identificados  los interruptores con pegatinas o rotulador para saber bien cuál es cada uno.

Por otro lado, existen motivos relacionados directamente con la distribuidora, por los que deja de dar suministro al cliente. Esta restricción de abastecimiento eléctrico puede asociarse a malas prácticas de los usuarios, o a problemas puntuales que la empresa se encargará de resolver.
Una de las razones más habituales para que haya un corte de electricidad es el impago de las facturas, pero no es la única. Otras incidencias habituales son haber realizado un enganche sin tener un contrato legal, manipular el contador, derivar el suministro a otra instalación, o deterioros en la instalación eléctrica.
En cualquier caso, privar a una vivienda de electricidad es un problema serio, por lo que solo se llega a estas situaciones en casos extremos.

¿Te han cortado la luz contador digital?

Llegas a casa, presionas el interruptor, pero no ocurre nada. La situación se repite en otros interruptores y nada parece funcionar. Ahí es cuando te dices ‘no tengo luz en casa’. Como ya has visto, esto puede ser debido a varios factores, pero muy posiblemente tendrá que ver con un mal comportamiento que estás llevando a cabo.
Si te han cortado la luz contador digital, lo más aconsejable es que te pongas directamente en contacto con la comercializadora para conocer el motivo y para poder ponerle remedio cuanto antes. Las compañías dan un plazo concreto para el pago de facturas atrasadas, pero si llegan a cortarte la luz, ten en cuenta que también tendrás que pagar para que vuelvan a darla de alta.

                         ¿ El contador de luz averiado tiene consecuencias ?

Manipular el contador de luz es un fraude que no se puede consentir. Esto tiene unas determinadas consecuencias por estar fuera de la legalidad, entre las que se incluye multas de diversa consideración. El contador dispone de un precinto de seguridad, y ya el simple hecho de que desaparezca supone cometer un delito que tendrá consecuencias para el propietario del inmueble, incluso aunque no pueda probarse quién cometió la infracción.
Por otro lado, si ocurre una avería en el contador en un momento determinado, el primer paso será que el usuario o la empresa se den cuenta de ello. La comercializadora se encargará de sustituir el aparato dañado por uno nuevo, y hará una estimación del consumo de la vivienda en el periodo en que el contador no ha funcionado para pasar la factura al usuario. Normalmente, esa estimación se realiza por un periodo de 12 meses, y el usuario tendrá que abonarla para evitar el corte del suministro.

¿ Sabes como interpretar tu factura de la luz ?

Debido a la cantidad y variedad de elementos que incluye, la factura de la luz es un documento que puede llegar a ser complejo de entender. En este blog trataremos de aclarar el significado de los distintos conceptos incluidos en la misma, tomando como referencia el sistema PVPC (incluido si le aplican el Bono Social).


La Resolución de 23 de mayo de 2014, de la Dirección General de Política Energética y Minas, establece el contenido mínimo y el formato de la factura de la electricidad que, de manera obligada, deberán remitir las empresas comercializadoras de referencia a las personas consumidoras que:
  • Estén acogidas al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), incluidas las personas consumidoras que tengan derecho a la aplicación del Bono Social.
  • Sin tener derecho al PVPC, de manera transitoria carezcan de un contrato de suministro en libre mercado.
  • En el caso de mercado regulado, la empresa comercializadora de referencia realizará la facturación con base a lecturas reales y considerando los perfiles de consumo. En el caso de suministros que cuenten con equipos de medida o contadores con capacidad de telemedida y telegestión y que estén efectivamente integrados en el sistema, se facturará considerando sus propios valores horarios de consumo.
    Las lecturas serán realizadas por la empresa distribuidora con periodicidad bimestral. Para el caso de suministros con contadores con capacidad para telemedida y telegestión, la lectura se hará con periodicidad mensual.
    Si en un cierto suministro no se ha podido obtener la lectura, la distribuidora podrá estimar el consumo de dicho suministro, realizándose con posterioridad una regularización anual.
    La persona consumidora podrá realizar comparativas entre diferentes ofertas al objeto de que se posibilite que conozca sobre su coste de suministro, precios, tarifas y condiciones generales del acceso y uso de los servicios de electricidad. 

  • La factura eléctrica deberá recoger, como mínimo, los siguientes conceptos:
    • Número de contrato de suministro.
    • Fecha de finalización del contrato.
    • Identificación del punto de suministro mediante el código CUPS, único e invariable para cada punto de suministro.
    • Periodo de facturación referido al periodo de prestación del servicio.
    • Potencia contratada en kW.
    • Tarifa de acceso, en función de la potencia contratada y la discriminación horaria.
    • Energía consumida en kWh durante el periodo de facturación.
    • Potencia facturada, resultado de multiplicar el consumo durante el periodo de facturación por el precio de la energía.
    • Impuesto sobre la electricidad, aplicable al consumo y la potencia.
    • Coste de alquiler de los equipos de medida o contadores (si la persona consumidora no fuera propietaria de los mismos).
    • IVA aplicable sobre la electricidad (21%).
  • El modelo de factura de electricidad consta de una serie de áreas distribuidas en varias páginas.
    1) En la primera página de la factura aparecerán las siguientes áreas:
    - Área 1ª) Datos de la empresa comercializadora. La persona usuaria podrá identificar claramente a la empresa, ya que la factura deberá incluir:
    • Logotipo
    • La razón social
    • Domicilio social
    • Código de identificación fiscal (CIF)
    - Área 2ª) Datos de la factura de la electricidad. La información necesaria para identificar la factura. Ésta deberá incluir:
    • Importe total
    • Número de factura
    • Periodo de consumo
    • Fecha del cargo
    - Área 3ª) Resumen de la factura.
    Los datos de los conceptos facturados e impuestos aplicados (IVA o impuesto que corresponda) así como el importe total de la factura, que luego se presentarán a un mayor nivel de detalle.
    - Área 4ª) Datos de la persona titular del contrato.
    Nombre o razón social de la persona física o jurídica que recibe la factura y dirección postal a la que se remite la factura.
    - Área 5ª) Información del consumo eléctrico.
    Datos del consumo implicado en el cálculo de la factura e información sobre la evolución del consumo registrado anual para facilitar la visualización de forma gráfica a la persona usuaria sobre los cambios y progresión de su consumo.
    - Área 6ª) Datos de contratación y suministro.
    Información de la persona titular del contrato y de los datos recogidos en el contrato de suministro e información de interés para el cliente consumidor:
    • Titular y NIF de la persona titular.
    • Dirección de suministro.
    • Tipo de contrato.
    • Tipo de contador.
    • Peaje de acceso.
    • Potencia contratada.
    • Fecha fin del contrato.
    • Fecha emisión de la factura.
    • Código unificado de punto de suministro CUPS.
    • Teléfono gratuito de atención a la clientela y reclamaciones de la comercializadora.
    • Teléfono gratuito de averías y urgencias de la distribuidora.
    • Contacto para realizar posibles reclamaciones.
    • Forma de pago y datos de la domiciliación de la factura.
    2) En la segunda página de la factura aparecerán las siguientes áreas:
    - Área 8ª) Destino del importe de la factura.
    Representación del reparto del importe de la factura eléctrica. Coste de producción de energía y margen de comercialización, costes regulados (divididos a su vez en incentivos a las energías renovables y cogeneración, redes de distribución y transporte y otros costes regulados) e impuestos.
    - Área 9ª) Factura detalle.
    Detalle pormenorizado de los conceptos e importes facturados por la energía consumida y la potencia contratada, así como los impuestos aplicados.
    3) En la tercera página de la factura aparecerán las siguientes áreas:
    - Área 10ª) Información para la persona consumidora.
    Información de interés, así como información sobre el bono social para personas consumidoras vulnerables, para la persona consumidora sobre el tipo de contrato y las opciones disponibles.
    - Área 11ª) Origen e impacto ambiental de la electricidad consumida.
    Información sobre el origen de la electricidad consumida y su impacto sobre el medio ambiente.

    Conceptos por los que se paga en la factura de la electricidad (fuente Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital).
    Hay 5 conceptos por los que se paga en la factura de electricidad:
    1) Término de potencia. Precio fijo que resulta de tener en todo momento la potencia contratada. Se calcula multiplicando la potencia contratada, por los días que engloba la factura y por el término de potencia del precio PVPC que el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital establece. El término de potencia del PVPC integra el precio del término de potencia del peaje de acceso y el margen de comercialización.
    2) Término de energía. Precio que se compone del término de energía del peaje de acceso (cantidad fija) y del coste de producción de la energía eléctrica en cada periodo (cantidad variable). El término de energía del peaje de acceso viene determinado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. El coste de producción de la energía eléctrica se publica en la página Web del Operador del Sistema Red Eléctrica de España S.A.
    3) Impuesto sobre la electricidad. Impuesto especial cuyo tipo impositivo viene fijado por Ley. Desde el 1 de enero de 2015 es el 5,1127%.
    4) Equipos de medida y control. El precio del alquiler mensual del contador (si no estuviera en propiedad), está establecido por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. El precio del alquiler del contador incluye el importe correspondiente al Interruptor de Control de Potencia (ICP).
    5) Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Se aplica el valor vigente, que es el 21%, a la suma de todos los conceptos anteriores.